Archivo de la categoría: BELLEZA

UNA MANICURA PERFECTA

Los secretos para una manicura perfecta son básicamente tres: hidratar las uñas cada día, aplicar una base y sellar con un finalizador siempre que te las pintes.

Las uñas merecen unos cuidados específicos, igual que la piel del rostro o el cabello. Por norma general, hay que hidratarlas cada día porque su principal problema es la sequedad. Y, si están débiles, aplicar productos con calcio o endurecedores. Sigue leyendo

BALNEARIO EN CASA

¡Haz de tu baño un pequeño balneario! El agua es uno de los tratamientos terapéuticos más antiguos que se conocen, capaz de relajar y estimular a partes iguales.

Regálate un baño de salud y belleza: Mejorarás tu circulación, favorecerás la eliminación de toxinas, ganarás tono muscular y calmarás tu piel y tu mente. Sigue leyendo

CÓMO CUIDARTE A LOS 40 AÑOS

A los 40 el colágeno, la elastina… que hasta ahora aseguraban una piel firme y sin arrugas empiezan a escasear. Se debilitan los tejidos de soporte, y la piel va perdiendo firmeza y elasticidad; El resultado es una flacidez cada vez más acusada. En esta década aparecen las arrugas en la frente, comienza a notarse la ondulación de la línea mandibular y aparecen arrugas en la región perioral. Sigue leyendo

CUIDADOS NECESARIOS A LOS 30 AÑOS

En la treintena el rostro ya ha sufrido los estragos de hábitos como el tabaco y, sobre todo, del exceso de sol, y es ahora cuando empiezan a manifestarse.

A partir de los 35 las células ralentizan sus funciones y si no te cuidas ahora, lo notarás en la próxima década. A esta edad, la piel empieza a mostrarse más seca y frágil, mientras disminuye la producción de colágeno. La consecuencia: se deshidrata antes y comienzan a aparecer las primeras arrugas. Sigue leyendo

CUIDADOS A LOS 20 AÑOS: LOS CUIDADOS DE LA PIEL JOVEN

A los 20 años, la piel se establece, y el cuidado que le des en esta etapa será determinante para el aspecto de tu piel en el futuro. Aunque aún no sean muy perceptibles, las arrugas finas comienzan a desarrollarse, por lo que hay que tomar las primeras medidas y establecer una rutina de cuidados diarios. Sigue leyendo