CUIDA TUS MANOS

Las manos son nuestra carta de presentación. Siempre expuestas y a menudo desprotegidas, soportan las inclemencias medioambientales y los constantes lavados diarios… Son nuestra herramienta de trabajo, nos ayudan para expresarnos… y sin embargo, generalmente reciben pocos cuidados; Olvidamos protegerlas del sol o del frío y darles la hidratación que necesitan. Sigue leyendo

INGREDIENTES COSMÉTICOS NATURALES

Exfoliantes con fresas o chocolate, hidratantes con miel… Algunos ingredientes naturales en los productos cosméticos, además de eficacia a la hora de cuidar la piel, ofrecen un extra a nuestra cosmética dándole una textura y olor increíbles. Por este motivo, su aplicación actuará en nuestra piel y también aportará un placer sensorial muy positivo en nuestro estado de ánimo…
Sigue leyendo

DIFERENTES ACTIVOS COSMÉTICOS DE DÍA Y DE NOCHE

Partiendo de la base de que nuestro organismo al completo, piel incluida, funciona desempeñando acciones distintas según los horarios, cambiando sus funciones de día y de noche, resulta lógico pensar que también los activos de los cosméticos que utilizamos deberían adaptarse a esos cambios… y ser, por lo tanto, diferentes de día y de noche. Sigue leyendo

MASAJES, MÁS QUE RELAX

Los masajes son una de las terapias más antiguas que se conocen. Tanto que, en la antigua Grecia ya lo consideraban como un arte para atenuar el dolor corporal y tonificar los músculos.
La masoterapia, el nombre que recibió la técnica clásica del masaje, se basa en claves que se mantienen a día de hoy.

Los masajes pueden ser terapéuticos (es necesario ponerse siempre en manos de un especialista), únicamente relajantes, o cargados de beneficios añadidos que nos ayudan a conseguir una piel mejor hidratada, piernas remodeladas, una figura más equilibrada… Sigue leyendo

DIFERENCIAS ENTRE LA PIEL DEL CUERPO Y LA DEL ROSTRO

La piel de nuestro cuerpo también sufre el paso del tiempo y, al igual que la del rostro, requiere de cuidados específicos para mantenerse joven durante más tiempo.
Cuando se trata del cuidado de la piel tendemos a centrarnos en el rostro, nos preocupan las arrugas o manchas, dejando olvidadas las necesidades de la piel del resto del cuerpo. Sigue leyendo