ANTIOXIDANTES: MENOS ARRUGAS, MANCHAS E IRRITACIONES

Los antioxidantes son un grupo de sustancias como minerales, vitaminas y compuestos vegetales que previenen el daño celular y retrasan el envejecimiento.

La edad, el estrés o una mala alimentación disminuyen la capacidad de los antioxidantes para reparar el daño ocasionado por los radicales libres, las moléculas causantes del envejecimiento. Los antioxidantes forman parte de nuestro organismo, pero siempre podemos proporcionar a nuestra piel un aporte extra por vía tópica, con cremas, y oral, a través de la alimentación.

FUNCIONES DE LOS ANTIOXIDANTES

. Neutralizan los radicales libres. Estos se forman en la piel ante factores internos (como la nutrición de las células) y también externos (sol, tabaco, contaminación). Una vez neutralizados por los antioxidantes, los radicales libres se convierten en moléculas inactivas y ya no dañan las células.

. Actúan de refuerzo. Un aporte extra de antioxidantes estimula la producción del propio cuerpo de estas sustancias, para que hagan frente a los radicales libres.

¿CÓMO ACTÚAN SOBRE LA PIEL?

. Frenan las arrugas. Los antioxidantes impiden que los radicales libres debiliten y destruyan las fibras de colágeno y elastina. Por eso, las cremas antiarrugas los suelen incluir en su formulación. Además, algunos antioxidantes, como selenio y zinc, activan la formación de colágeno y elastina.

. Escudo anticontaminación. Protegen tu piel del impacto medioambiental al que es sometida a diario.

. Evitan las manchas. O las aclaran, bloqueando la acción de la tirosinasa, la enzima que activa la fabricación de melanina.

. Favorecen un bronceado uniforme. Por eso muchos fotoprotectores incluyen antioxidantes.

. Reparan el ADN. Es decir, el material genético de las células dañadas por exposición solar. Se incluyen también en cremas para después del sol y para pieles fotoenvejecidas.

. Calman la irritación. Y mejoran la tolerancia a activos antiedad, como el retinol.

Los cosméticos con antioxidantes se pueden usar por la mañana y por la noche, ya que tienen efecto preventivo y reparador. Algunos de los antioxidantes utilizados en cosmética más eficaces son:

Polifenoles de pepitas de uva. Con una eficacia 10.000 veces superior a la vitamina E para luchar contra los radicales libres, además mejoran el colágeno y el ácido hialurónico.

ACEITE DE PEPITA DE UVA: VER EN TIENDA

Té verde. Aparece como camellia sinensis y contiene catequinas, con una acción antioxidante más intensa que las vitaminas C y E. Es idóneo para pieles sensibles.

CHAI VERDE. El té verde contiene poderosos antioxidantes que ayudan a restaurar los daños de la piel, previniendo de esta manera el envejecimiento prematuro: VER EN TIENDA

Vitamina C. La molécula más activa es la vitamina C pura o ácido ascórbico.

TRATAMIENTO FACIAL ALOE C+C, con alto contenido en vitamina C (15%): VER EN TIENDA

Vitamina E. La más efectiva es el alfa-tocoferol. Si se combina con vitamina C y ferúlico, multiplica por 8 la protección de la piel.

VITAMINA E (TODOFEROL): VER EN TIENDA

Otros antioxidantes también muy usados son la coenzima Q10 y el extracto de granada.

ACEITE DE GRANADA: VER EN TIENDA

También podemos aportar a nuestra piel antioxidantes consumiendo frutas y verduras. Hay que tener en cuenta que son más abundantes en las de color intenso. Las de color verde contienen luteína; las de color naranja son ricas en betacarotenos y vitamina C; las rojas contienen licopeno; y las de color morado, resveratrol.

todocremas.com

 

 

 

Deja un comentario