DIETA ANTIEDAD

Es posible contrarrestar efectos del envejecimiento a través de la alimentación. El aspecto de la piel y el cabello tiene una relación directa con los niveles plasmáticos de determinados nutrientes… Por lo que una buena nutrición resulta muy eficaz para mejorar el estado de nuestra piel.

Existe un factor desencadenante del envejecimiento, no solo de nuestra piel, sino de todas las células presentes en nuestro organismo: el estrés oxidativo.
Este aparece cuando el cuerpo elimina con dificultad los radicales libres que se producen por factores externos como polución, falta de sueño, tabaco, mala alimentación…

Para luchar contra los radicales libres no solo hay que tener en cuenta la alimentación, sino todo un estilo de vida basado en el ejercicio moderado, el equilibrio emocional, el control del estrés y, por supuesto, en una dieta antioxidante y antiinflamatoria.

Para tener una dieta equilibrada que nos ayude a contrarrestar e incluso revertir los signos de envejecimiento, podemos tener en cuenta cinco principios:

. Comer una ración de proteínas en todas las comidas, por ser el componente fundamental de piel, huesos y órganos. Las más saludables: las proteínas magras de pollo, pavo, pescado blanco y legumbres como la soja.
. Consumir hidratos de carbono con bajo índice glucémico, presentes en verduras, frutas y legumbres. De esta manera se evitan los picos glucémicos en sangre que promueven el almacenamiento de calorías.
. No olvidar aportar grasa “buena” en todas las comidas: es decir, la monoinsaturada, presente en el aceite de oliva virgen, frutos secos… y la poliinsaturada, de tipo omega 3, como la de los pescados azules.
. Repartir las comidas a lo largo del día (3 comidas principales y 2 tentempiés a base de proteína magra o fruta). En las comidas principales conviene incluir proteínas, carbohidratos “buenos” y grasas “buenas”.
. Y se podría incluir en la dieta un suplemento nutricional que aporte activos antiinflamatorios y antioxidantes.

Es fundamental ingerir alimentos altamente concentrados en antioxidantes pero, al mismo tiempo, si quieres luchar contra todos los factores implicados en el envejecimiento del organismo, deben combinarse con alimentos de acción anti-inflamatoria.
Nos ayuda tener en cuenta que los antioxidantes se concentran en forma de pigmentos en frutas y verduras, y las moléculas antiinflamatorias se concentran en forma de lípidos en alimentos como pescado graso, frutos secos y especias:
ROJO. Manzanas, fresas y granada.
NARANJA. Salmón y jengibre
AMARILLO. Aceite de oliva y curry
VERDE. Aguacates, brócoli, uvas, kiwis y té verde.
AZUL. Sardinas y arándanos
VIOLETA. Moras


todocremas.com

Deja un comentario