UTILIZA EL SECADOR Y PLANCHA DEL PELO DE FORMA PROFESIONAL

Aprende la manera correcta de usar el secador y la plancha del pelo:

CÓMO SECARTE EL PELO

Esto es todo lo que necesitas:

. Toalla de microfibra. Absorbe la humedad al instante y facilita el toque final con secador.

. Peine de púas anchas. Desenreda tu cabello para que se seque con mayor facilidad.

. Pinzas. Trabaja mechón a mechón para un acabado más preciso y rápido.

. Protector térmico. Imprescindible. Protegerás tu cabello del calor del secador y la plancha.

SÉRUM REPARADOR CAPILAR. Sus siliconas envuelven el cabello formando una micro capa protectora contra el calor de las planchas o los secadores: VER EN TIENDA

. Secador con boquilla. Esta permite dirigir mejor el aire y acelerar el alisado de tu cabello.

Nunca se debe secar un cabello empapado de agua, solo con un punto de humedad. Elimina primero el exceso con una toalla (mejor de microfibra). Después, pon el secador a unos 35 cm del pelo, directamente sobre el cepillo.

Elige bien el tamaño de tu cepillo. Si tu melena es muy larga y el cabello es grueso, elige un cepillo de diámetro grande, para que te permita modelar más cantidad de pelo en una pasada.

Si tienes el cabello fino, el objetivo es conseguir más volumen. Elimina el exceso de humedad con una toalla y aplica un producto texturizador en la raíz del cabello , creando particiones perpendiculares a la frente. Después, pon la cabeza boca abajo y seca el pelo con aire tibio, sin acercar demasiado el secador.

Y una vez hayas secado y peinado el cabello, consigue que quede suelto y con movimiento “despeinándolo” con un toque de secador a máxima potencia con aire frío.

CÓMO UTILIZAR LA PLANCHA DE FORMA CORRECTA Y QUE TU CABELLO SUFRA MENOS DAÑOS:

Utiliza siempre la plancha sobre el cabello totalmente seco, ya que el cabello húmedo está más vulnerable y los daños se intensifican considerablemente. Deshazte antes de toda la humedad con el secador o dejándolo secar al aire.

Modula la temperatura de la plancha según el grosor de tu pelo; Si tu cabello es muy fino no la aumentes mucho más de 120 grados, para un cabello de grosor medio 160 grados es una temperatura adecuada y para cabello muy grueso o rizado la temperatura puede llegar a 200 grados.

Divide tu cabello en mechones muy finos para pasar después la plancha por cada uno de ellos. Procura pasarla una única vez por cada mechón, y en caso de tener que pasarla una segunda vez, procura no hacerlo hasta que el mechón no se haya enfriado de nuevo.

La zona de las puntas es siempre la que está más dañada ya que ha soportado agresiones por más tiempo, así que un bueno truco para no dañarla más es pasar la plancha solo desde la raíz hasta la parte media del cabello.

todocremas.com

Deja un comentario