ARCILLA BLANCA: BENEFICIOS Y APLICACIONES

La arcilla blanca posee múltiples beneficios, actuando como desinfectante, calmante, purificante, revitalizante y remineralizante. Es antibacteriana, antiinflamatoria, cicatrizante y absorbe las toxinas. Además, notaremos resultados de manera inmediata tras su aplicación en la piel.

Puede usarse sola mezclándola con agua. De esta manera conseguiremos una mascarilla fluida que podemos aplicar y dejar actuar durante unos 20 minutos. La retiraremos con abundante agua para posteriormente aplicar nuestros cosméticos habituales. Antes de la hidratante podemos tonificar con un hidrolato o tónico.
También puede usarse mezclándola con otros ingredientes naturales, tales como aceites vegetales y esenciales. De esta manera, la acción de la arcilla se verá reforzada

La arcilla blanca está especialmente indicada para tratar pieles secas, maduras y arrugas. Ésto se debe a su efecto tensor inmediato, actuando como un lifting. Además, aporta minerales y nutrientes a la piel, es regenerante y depurativa. Tras su aplicación obtendremos una piel fresca y tersa.
Para estos tratamientos podríamos combinarla con los aceites vegetales de Aguacate, Germen de Trigo, Argán, Karité y con aceite esencial de Lavanda. Todos estos aceites resultaran muy beneficiosos en las aplicaciones de esta arcilla para tratar pieles secas.
Para pieles maduras podríamos aplicarla con los aceites vegetales de Argán, Germen de Trigo, Rosa Mosqueta, Onagra, Borraja y con los aceites esenciales de Lavanda y Palo de Rosa.
La arcilla blanca aporta luminosidad a las pieles mates y apagadas.

Para pieles sensibles o dañadas (dermatitis, quemaduras…) resultará también beneficiosa su aplicación, ya que actúa como calmante, proporcionando alivio y frescor, bajará las inflamaciones o calmará el posible picor. Además, regenera el tejido dañado. Pero en estos casos deberemos aplicarla en forma de mascarilla muy fluida. Podríamos mezclarla con el aceite vegetal de Caléndula o aceite esencial de Lavanda.

Por otro lado, podemos utilizar la arcilla blanca también en tratamientos de celulitis, retención de líquidos, varices o piernas cansadas, ya que al aplicarla produce un efecto frío sobre la zona, descongestiona el sistema sanguíneo y linfático, baja la inflamación y depura. Además, no olvidemos su potente efecto tensor que reducirá la flacidez consiguiendo así una piel más firme en la zona en la que la apliquemos.
En este caso es mejor utilizar más cantidad de arcilla para obtener un emplasto más denso que aplicaremos en la zona a tratar. Para esto la mezclaremos con agua hasta conseguir la textura deseada, la aplicamos y dejamos actuar unos 15-20 minutos. A continuación retiramos con abundante agua. Podemos aplicar después nuestro anticelulítico habitual con un automasaje.

Se recomienda en todos los casos mezclar la arcilla con agua mineral o hidrolato natural en lugar de usar agua del grifo.

VER Post RECETA COSMÉTICA: MASCARILLA FACIAL DE ARCILLA BLANCA

CAOLÍN BLANCO (ARCILLA EN POLVO): VER EN TIENDA

ACEITES VEGETALES Y ESENCIALES de TodoCremas: VER EN TIENDA

ARCILLA BLANCA, Antioxidante y regenerante
: VER EN TIENDA

todocremas.com

2 comentarios en “ARCILLA BLANCA: BENEFICIOS Y APLICACIONES

Deja un comentario